miércoles, 14 de septiembre de 2016

¿Cómo se enfrenta el fotógrafo ante el hecho inexorable de envejecer?

Mucho se ha escrito sobre la conservación de las fotografías. Pero queda mucho por hacer para que los fotógrafos nos hagamos mayores con mejor salud que un negativo al gelatino de plata bien revelado, bien fijado, bien lavado y conservado en un buen archivo fotográfico. El problema es que las técnicas de archivo y conservación fotográficas van bastante más adelantadas que la medicina, la acupuntura y la homeopatía. De todas formas puedes estar seguro de que, salvo que seas un fotógrafo reconocido, tienes muchas posibilidades a sobrevivir a tus fotografías, en especial a tus archivos digitales. La práctica fotográfica como distracción, los buenos consejos médicos, la vida tranquila y el afecto de tus seres queridos no te aseguran la inmortalidad pero al menos no morirás como un perro.

Fobias fotográficas

Tenía tanto miedo a perder su valiosa cámara que nunca la sacaba de su casa. Fue el primer objeto que los ladrones se llevaron de su casa.

Ingratitud

Adoraba a la fotografía, pero no soportaba a los fotógrafos.

lunes, 12 de septiembre de 2016

El fotógrafo como autor, como cómplice y como encubridor

Cuando se logra una buena fotografía afloran autores por doquier. Pero si se trata de imágenes sórdidas, escabrosas y repugnantes los autores, los cómplices y los encubridores se diluyen en el más oscuro de los anonimatos.

Deja ya de fotografiar tonterías

Deja ya de fotografiar tonterías. Ya va siendo hora de tomarse la vida en serio. Hacerse un fotógrafo formal, aburrido y pesado es una forma de madurez, de perder la garra, la inocencia y la capacidad de asombro. Dejando de fotografiar tonterías te trasnformaran en un completo idiota.

Fotografía y consumo

Hubo un tiempo en que fotografiar era sinónimo de consumir. Las cámaras, las películas, los revelados, los positivados, las clases, los libros, las revistas... Ahora el fotógrafo aficionado de baja intensidad lo tiene casi todo gratis. O al menos lo integra en los gastos generales de telefonía móvil, internet y ordenador personal.

Desde luego los profesionales y los aficionados avanzados contínuan siendo consumidores de cámaras, accesorios, programas, ordenadores... Pero su número y su relevancia económica es muy pequeña.

Sociedad de cazadores de fotógrafos

Ante las quejas de los desastres producidos por jabalies, lobos, osos, conejos, palomas, ratas y fotógrafos nuestro querido gobierno en funciones a tenido a bien promover la creación de la sociedad de cazadores de fotógrafos. Esta entidad, declarada de interés público, estará formada por voluntarios expertos en controlar y exterminar plagas. En ningún caso se causará daño alguno a los fotógrafos. Pero a través de redes, cazamariposas gigantes, substancias repelentes, redadas programadas y otros medios se detendrá a los fotógrafos más recalcitrantes y pesados para tratar de reeducarles y evitar que inunden la red con tanta imagen. Otro tanto les espera a los youtubers y similares.

Algunos tipos de fotógrafos

Extrovertido
Introvertido
Entrometido
Aburrido
Divertido
Distraido
Encanecido
Ennoblecido

domingo, 4 de septiembre de 2016

Casa tomada y cámara tomada

A pesar de estar a punto de cumplir 10 años mi querida Canon G9 funciona maravillosamente. Con ella he podido fotografiar docenas de excursiones y viajes, un montón de cenas y celebraciones, innumerables objetos perdidos, incontables sombras y una legión de retratos de familiares, amigos, conocidos, desconocidos y de las cuatro novias que he tenido durante este periodo.

Hasta ahora mi Canon no me había fallado nunca. Es algo muy de agradecer cuando la salud te abandona, las mujeres te dejan y el trabajo te rechaza. Con la fotografía como único consuelo trataba de ser un fotógrafo reconocido o al menos un teórico experto en charlas, exposiciones, historia y montajes diversos. Pero lo cierto es que sobrevivía con ahorrillos, subsidios, trabajos irregulares y amorios inciertos. 

Un mal día me dió por releer El cuento de Julio Cortázar "Casa tomada." La narración me llenó de inquietud y desasosiego. El autor describe una especie de deshaucio que haría enloquecer al más centrado y frente al que la plataforma de afectados por la hipoteca no podrían hacer nada. Para quitarme el agobio decidí dar un paseito con mi cámara y un cuaderno de notas. En la libreta anoté algunas de las inquietudes que les estoy explicando. Con la cámara, sin embargo, no pude hacer gran cosa. Al principio pensé que se había estropeado. La muy terca se negaba a obedecerme. Tomaba fotos por su cuenta.  Seleccionaba el encuadre, el momento del disparo, la exposición y el enfoque que le parecía. Además lo hacía mucho mejor que un servidor que tiene entre otras cosas un doctorado en fotografía. Objetos anodinos, paisajes tristes y personas poco agraciadas se transformaban en imágenes cargadas de armonía, fuerza, ternura, expresividad, belleza, y carácter.

 Tras sufrir este trauma he abandonado la fotografía y la lectura de cuentos. También he fundado la Plataforma de afectados por las cámaras tomadas. Les invito a que me escriban a este blog si han sufrido experiencias parecidas. No les garantizo que les conteste pronto. Ahora ando muy entretenido con mi nueva novia, mis dibujos y mis lecturas de periódicos. 

Aburrimiento y creatividad fotográfica

Leo en el número 3351 una noticia titulada "Estar aburrida de vez en cuando estimula la creatividad". Prestigiosos y reconocidos investigadores de la prestigiosa Universidad East Anglia ( Reino Unido) vienen a decir que la pereza y la falta de inquietud potencian más las creatividad que andar demasiado ocupado. Así las cosas podríamos afirmar que los mejores fotógrafos creativos son ociosos, vagos y cosas peores.  Qué quieren que les diga. Para mi la violencia solo engendra violencia, el afecto fomenta la ternura, la austeridad produce víctimas mortales, la vagancia escupe inútiles. El esfuerzo, el estudio, la imaginación y el trabajo generan, entre otras cosas creatividad.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Amores breves como fotos

Me cuenta una amiga que tras un año de relación ha roto con su novio. No ha entrado en detalles de la ruptura. Pero advierto mucho dolor, mucha nostalgia y mucho amor en sus palabras. Casi todos hemos pasado por trances semejantes. Y sin embargo cuesta encontrar palabras de consuelo y consejos que sirvan para algo. Formaban una hermosa pareja. Cuesta entender las razones de la ruptura dos jóvenes educados, con porvenir, sanos y bien parecidos. Solo me atrevo a pronosticar que el recuerdo de su amor será imborrable como una fotografía al platino. Ana, Luis, a ver si retomáis vuestra relación.

¿Qué comemos y que fotografiamos hoy?

Sin un buen desayuno no resulta fácil tomar buenas fotos por la mañana. Pero tras una comida pantagruélica mejor dejar para otro día la toma de fotografías. Tras una cena opípara tampoco nos vendrán ganas de practicar la fotografía nocturna.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Abrazos terapéuticos y fototerapia

Leo en La Vanguardia del pasado 21 de agosto un interesante  documentado articulo  de Rafael Ramos titulado "Abrazos: terapia y negocio". Quisiera señalar que para mi,en muchas ocasiones, fotografiares una forma de abrazoterapia. Sobre todo cuando fotografío grupos de personas, paisajes o grandes objetos que no se pueden abrazar de un tirón. Gracias a la fotografía enmarcamos de forma accesible encuadres densos que se dejan contemplar, abrazar y acariciar sin demasiados problemas. Lástima que las imágenes fotográficas no puedan beneficiarse de los efectos terapéuticos de los abrazos y manoseos ¿o si?

lunes, 29 de agosto de 2016

Navidad, votar y fotografiar

La Navidad es una compleja celebración en la que se mezcla el consumismo, la gastronomía, la religiosidad, la familia, la fraternidad, los viajes, la solidaridad... La fotografía suele ser testigo privilegiado. Las imágenes suelen ser previsibles. En cualquier caso más vale fotos y actos repetitivos que tener que votar en Navidad.

viernes, 26 de agosto de 2016

¿Qué se aprende con el paso de los años?


1.- Que tu labor como fotógrafo e historiador de la fotografía no es más que una gota de agua en el océano de la imagen.
2.-Aparecen nuevas técnicas y maneras de ver la fotografía que te desbordan.
3.-Las investigaciones sobre historia de la fotografía se multiplican y te faltan fuerzas y motivación para estar al día.

4.-Los achaques y los problemas familiares te desbordan. 

Sin ánimo de ofender, ni de fotografiar

Cada vez más fotografiar se está transformado en sinónimo de ofender. Hacer un click puede ofender a gente que comercia de forma irregular, pasea luciendo tatuajes íntimos, fuma en lugares prohibidos, toma el sol en topless o se baña en burkini. De esta forma estamos condenados a los selfies. Eso si, siempre podremos admirar a R. Doisneau, W. Klein, J. Colom, G. Winogrand o D. Arbus.

El miedo y la soledad del sensor

Mucho se ha escrito sobre el número, el tamaño y el tipo de pixels de los sensores de las cámaras. Y sin embargo que poco sabemos de su miedo y de su soledad. Se pasan su existencia esperando un instante decisivo, pero generalmente solo captan imágenes tediosas y adocenadas. Su angustia y su frustración conjuga el miedo del portero ante el penalty y la soledad del corredor de fondo. Urgen psicólogos que traten las fobias de los sensores y asistentes sociales que gestionen su desamparo.  

lunes, 22 de agosto de 2016

Mi coño, mis normas



Georges Brassens dejó escrito en una canción que " A la gente no le gusta que uno tenga su propia ley". Esta norma se aplica con especial rigor a los órganos sexuales femeninos. 

Tradiciones, costumbres, leyes, normativas, consejos, amenazas... Los organos sexuales femeninos están manipulados, mutilados, tortulados, reprimidos, maquillados, depilados, tatuados, manoseados, violados,  escondidos, acomplejados, marchitados... por personas ajenas a las interesadas. Así no vamos bien. 

domingo, 21 de agosto de 2016

Consumir alcohol y consumir fotografía



Todos hemos conocido algún fotógrafo alcohólico que tomaba buenas fotos a pesar de su adicción. El alcohol también suele estar sobre representado en las inauguraciones de las exposiciones y en las cenas fotográficas. 

Un servidor es un consumidor ocasional de bebidas alcohólicas que reconoce que su verdadera adicción es el consumo excesivo de material fotográfico ya sea en forma de cámaras y accesorios, fotografías en toda clase de soportes, libros, tesis, revistas, folletos y soporte digital.  


Trabajar de noche, dormir de día


 La penosidad del trabajo nocturno se magnifica con la cantidad y calidad del sueño diurno.