domingo, 29 de marzo de 2015

El fotógrafo más enfadado de Barcelona

Desde estas líneas quisiera presentar mi candidatura para el título de fotógrafo más enfadado de Barcelona. Si leen mi blog con cierto detenimiento descubrirán que ando sobrado de méritos. Pero si encuentran otro fotógrafo o fotógrafa más cabreado que yo, no lo duden, votenlo. Por otra parte les agradezco su granito de arena en colaborar para que la ciudad sea más solidaria, más limpia, más segura y menos de cartón piedra. 

viernes, 27 de marzo de 2015

Colours of Blues

Colours of Blues, Jam Session. Centre Cultural Can Fabra. Jueves 26 de marzo de 2015, 20h. 5 euros

Lleno hasta la bandera, aplausos al por mayor, sobredosis de buena música y entusiasmo a raudales. La única pega fueron los excesos de los aficionados por captar imágenes con el télefono móvil. 

Dos semanas antes un servidor, sin cobrar nada, ofreció una charla sobre la historia de la fotografía en Sant Andreu. Apenas se cubrió el diez por ciento del aforo. En mi próximos reencarnación me hago músico. O al menos contrato una Jam Session para mis charlas y exposiciones.


La Barbería

Me cuenta un amigo que va al mismo barbero desde hace más de 30 años. El estilista está apunto de jubilarse. Su bien ganado retiro causa angustia capilar en mi allegado. Sea por su genética o por los tratamientos del peluquero, mi colega conserva el noventa por cieno de su cabello y apenas luce unas pocas canas. Nadie más que su barbero ha cortado su cabellera desde que es una persona adulta. Su fidelidad y lealtad es muy superior a la de su pareja. Su mujer lleva más cuernos que la Reina doña Sofia. Antes se citaban por teléfono, luego por correo electrónico y ahora por Whatsapp. Mañana quedarán para el último corte de pelo.

jueves, 26 de marzo de 2015

Ventajas de compar La Vanguardia

Las bibliotecas están repletas de lectores de prensa. Suelen ser gente sobrada de tiempo, falta de recursos económicos y buscadora de calor humano y aire acondicionado. Pero hay quien compra el diario y busca la compañía de las palomas de una plaza, los clientes de una cafetería o los usuarios de una biblioteca. Aunque parezca una contradicción tiene grandes ventajas leer en una biblioteca un diario comprado. De esta forma se pueden resolver crucigramas, sodukos, problemas de ajedrez, las siete diferencias o bien subrayar, anotar y recortar a discreción. También se puede, respetando el horario del centro, pasarse todo el tiempo que dispongas. Por otra parte es posible contrastar y ampliar las noticias en otros diarios y publicaciones de la biblioteca y a través de internet por wifi y otras tecnologías.

Tras acabar su lectura un jubilado dobló un ejemplar de La Vanguardia, que había pagado religiosamente a un kioskero que cada vez vende menos prensa, y buscó la puerta de salida pensado en la mañana soleada que le esperaba y la comida recalentada que la había preparado su hija con bastante amor y demasiada prisa. En ese momento sonó la alarma. El fornido vigilante de seguridad le trató como un presunto ladronzuelo. Tras las oportunas comprobaciones llegaron unas disculpas insuficientes.

La cultura fotográfica en el periodo de entreguerras

No me refiero al periodo comprendido entre el fin de la primera mundial y el comienzo de la segunda. Tal como están las cosas debemos estar preparados para lo peor. Por eso propongo un trabajo histórico que estudie la historia de la fotografía desde el fin de la segunda mundial hasta nuestros días. Durante todos estos sangrientos años han estallado guerras, conflictos y atentados de todo tipo. Desde luego ninguno tan genocida como el provocado por los jerarcas nazis. Pero vamos por muy mal camino. Por eso conviene que los (pocos) historiadores de la fotografía superviventes de la catástrofe nuclear y/o humanitaria que se avecina dispongan de un material convenientemente trabajado por gente contemporánea y que todavía no tenga el cerebro atrofiado por el uso y abuso de teléfonos móviles, tabletas, pulseras inteligentes y otros chismes. 

martes, 24 de marzo de 2015

Ante las fotografías de los demás

Los fotógrafos no podemos evitar mirarnos demasiado al ombligo. Tendemos a valorar nuestras propias imágenes como de gran valor artístico, documental o profesional. Sin embargo, nos cuesta más trabajo reconocer la valía de las fotografías ajenas. Ante las fotografías de los demás tendemos a formar dos bandos. Las que no valen nada o casi nada, y aquellas que son dignas de imitar (o copiar descaradamente) en algún aspecto o en su conjunto. Por eso ser jurado, crítico o historiador de la fotografía resulta una labor tan difícil. Nuestra presunta erudición hace que solamos compararnos favorablemente con Richard Avedon, Cartier-Bresson, Garcia-Alix o Fontcuberta. Por eso se hacen necesarios cursillos de humildad fotográfica para tipos como el que escribe este texto y seguramente también mis mejores lectores. Pongamos los pies en el suelo, y yo el primero, y reconozcamos que muchos enterados nos ahogamos en nuestra mediocridad y aveces en nuestro propio vómito.

lunes, 23 de marzo de 2015

La suerte está echada, la fotografía está echada

Conseguir una foto más o menos buena depende en su mayor parte del fotógrafo. Pero la casualidad o la diosa fortuna nos hace algún hermoso regalo de vez en cuando.  

domingo, 22 de marzo de 2015

Fotomicrografia y fotomacrografía

Empezaremos clarificando varios conceptos. Se entiende por fotomicrografía, la fotografía
tomada a través de un microscopio. Microfotografía, en cambio, es hacer fotografías muy
pequeñas. A pesar de todo, la confusión persiste en muchos manuales de finales del siglo XIX y
de principios del siglo XX.
Algo parecido se puede decir de la confusión entre fotografía de aproximación, fotomacrografía y
macrofotografía. Debe quedar bien claro que una macrofotografía es una fotografía muy grande.
Definimos fotografía de aproximación cuando el motivo se encuentra entre una relación de
aproximación de 1: 5 y de 1: 1. A partir de 1: 1, entramos en la fotomacrografía. Cuando el
modelo es tan pequeño que los accesorios fotográficos de aproximación (fuelles, lentes de
aproximación, anillos de extensión, etc.) no son suficientes, entramos en la fotomicrografía.
Se que para muchos la confusión persistirá. Diversos fabricantes insisten en llamar objetivos
micro o macro, a lentes que, en realidad, sólo son capaces de fotografiar a 1: 2, o a 1: 1.
La mayoría de cursos que se anuncian como macrofotografía, en realidad enseñan fotografía de
aproximación y fotomacrografía.


sábado, 21 de marzo de 2015

La felicidad y la fotografía

Ayer veinte de marzo celebramos el día mundial de la felicidad. Estamos pues en un buen momento para reflexionar sobre las relaciones entre la fotografía y la felicidad. Sería bueno clarificar hasta que punto una cámara nos hace felices por acompañarnos en los teóricamente momentos más felices de nuestras vidas. En el reciente pasado analógico las bodas, bautizos, comuniones, cenas de empresa y otros acontecimientos eran registrados por fotógrafos profesionales. Ahora son los usuarios del teléfono móvil quienes registran sucesos dichosos, jocosos y aparatosos. Pero  también intentan crear situaciones más o menos chistosas o dichosas para ser filmados y/fotografíados  y colgarlos en la red. Sin embargo, no deberíamos confundir la felicidad con el cachondeo provocado por las sustancias tóxicas o la desgracia ajena.

Seguramente la fotografía no nos asegure la felicidad. Pero sin fotografía nuestra existencia resultaría todavía mucho peor. Asi pués, disfruta de la fotografía lo que puedas y trata de ser feliz.

jueves, 19 de marzo de 2015

Análisis de una fotografía encontrada en la calle

Buscaba tomar una foto y encontré está fotografía en papel tirada en una travesía del paseo de Fabra i Puig de Barcelona. Estaba muy cerca de un locutorio al que seguramente acudiría alguna de las personas que posan con sus mejores galas en una casa humilde, latina y cristiana tal como indica la imagen de una virgen a la izquierda inferior de un espejo. Los frascos de cremas, lociones y colonias que se observan tras el joven encorbatado explican que seguramente también utilizan esa sala de estar/comedor como lugar para maquillarse, acicalarse o tal vez afeitarse. La cortina es otra muestra de pobreza o tal vez de un exacerbado sentido del decoro y/o la intimidad. El borroso calendario de la pared parece indicar el inquietante año 2000. Por esas fechas el Reino de España era una especie de El Dorado para una latinoamericana particularmente empobrecida. 

Por otra parte me pregunto que celebraban o estaban a punto de celebrar un trío en el que la mujer vestida de blanco parece por los rasgos la madre del varón que luce un dorado anillo de casado. Seguramente la joven será su mujer. Probablemente el marido de la mujer de blanco estaba en latinoamérica o en el mejor de los casos trabajando.

Me pregunto que será de los fotografiados en 2015. Quiero pensar que la pareja son padres de dos o tres niños y que la señora de meridiana edad se ha reencontrado con su marido. Espero que gocen de buena salud, tengan trabajo y sean más o menos felices en España o en su país. No quiero ni pensar que se encuentren en el territorio español dominado por el PP, tenga problemas laborales, les hayan quitado la tarjeta sanitaria y hayan sido desahuciados.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Josep Clavería, primer maestro de Antoni Arissa

Llevaba tiempo buscando ampliar mis limitados conocimientos sobre Josep Clavería i Viñas. Gracias a la señora Margarida Fàbregas i Casas, nieta del fotógrafo Tomàs Fàbregas, hemos podido conocer que falleció el 28 de noviembre de 1963, a los 75 años. Según la señora Fàbregas existía una gran amistad personal entre su padre y Josep Claveria. Lo prueba la imagen que publicamos y también la serie de fotos que documentan la excursión que, acompañados de sus esposas, realizaron en 1944 al valle de Nuria. Josep Clavería trabajó como administrativo en la fábrica de hiladuras Fabra y Coats. Fue miembro del Grup Excursionista Bon Temps. Seguramente fue el primer profesor de fotografía de, entre otros, Tomàs Fàbregas, Antoni Arissa y Lluís Batlle. También estuvo asociado a la Agrupació Fotogràfica Saint-Victor. Clavería estuvo casado con Dolors Sanz Ortín. El matrimonio no tuvo hijos. No se sabe a donde fueron a parar sus archivos fotográficos. Pero Fàbregas conservaba alguna fotografía suya. Según me comentó Tomàs Fàbregas a mediados hacia 1986, Clavería utilizaba las placas autocromas Lumière.

Josep Clavería con la familia Fàbregas (Tomàs, Pepeta, Margarida y una prima) en Santa Coloma de Gramanet, Barcelona 1945. Colección Margarida Fàbregas.


Un diamante es para siempre

Un diamante es para siempre. Pero una fotografía al papel bromuro correctamente procesada y enmarcada se conserva más de un siglo en el ambiente adecuado, resulta mucho más económica y dignifica tu despacho, comedor o sala de estar. Además, demuestra una gran sensibilidad cultural y artística. Si va bien de pasta, no lo dude, invierta en fotografía. Si va muy bien puede, además, patrocinar a modestos especialistas de la teoría e historia de la fotografía. No lo dude.

Nuevas Greguerías

Ramón Gómez de la Serna/Chema Madoz (2009):
Nuevas Greguerías, Ed. La Fábrica, Madrid

No puedo dejar de recomendarles este libro en el que los textos de Ramón Gómez de la Serna (1888-1963) y las imágenes de Chema Madoz (1958) nos hacen reflexionar con un agudo sentido del humor sobre la belleza de lo absurdo y sobre la importancia de la ironía para sentirse mejor con uno mismo y con los demás. Por otra parte la obra incluye algunos textos particularmente ingeniosos sobre la fotografía de Ramón Gómez de la Serna. Disfruten con su lectura y compren el libro si les interesa.

Está prohibido hacer fotografías con el ombligo”
Le quedaba en las gafas el recuerdo de las cosas vistas. Era un fotógrafo.”
El fotógrafo tiene el ojo que retiene lo que ve.”
Se hacían cosquillas fotográficas. Eran sensibles a la instantánea.”
Los demás nos ven como las máquinas fotográficas: al revés.”
La trompeta fotografía a quien mira”.
Ya llenaba la máquina colgada, ya tenía ombligo fotográfico.”








Ven devórame otra vez

Ven devórame otra vez, volver a empezar, una ves no basta, "play it again, Sam." 

Volver a fotografiar o a investigar los temas que te han interesado especialmente tiene mucho que ver con reencontrarte con viejos amigos o con la mujer de tu vida. El deseo todo lo puede y uno se siente particularmente feliz haciendo lo que más le gusta. Tener proyectos de investigación y andar tirando fotos aquí y allá me hace tocar la felicidad. Que dure. 

Quiero y no puedo

Quiero y no puedo. Reflexiones sobre querer y no poder fotografiar.

Nuestra existencia es un campo minado por los contratiempos. Para los amantes de la fotografía el peor de todos es el de querer y no poder fotografiar. Por otra parte los historiadores de la fotografía nos sentimos particularmente frustrados cuando no podemos investigar. 

Los caminos que llevan a la impotencia fotográfica son muy variados: la falta de tiempo, de dinero o de salud suelen ser los principales. Sin embargo el desencanto suele ser el principal. Tras entrevistar a la señora Maria Alòs Arissa, sobrina de Antoni Arissa, llegué a la conclusión que tras la guerra civil se le acabaron las pilas y fue perdiendo el interés por la fotografía. Señalar, por otra parte, que la señora Alòs es una persona particularmente privilegiada, su álbum familiar está trufado de fotografías realizadas y positivadas por Antoni Arissa.

martes, 17 de marzo de 2015

Viva el papel al bromuro

Antes las fotos llegaban para quedarse: el sobre del laboratorio, una caja de zapatos o de galletas, un álbum o en el mejor de los casos un marco. La fotografía digital nos regala una imagen intangible que no acaba de ocupar ningún espacio. La falta de corporeidad, su excesiva proliferación y los desastres informáticos convierten a la imagen digital en una sufrida víctima de extravíos y pérdidas irremediables. Si yo fuera una foto lo tenía claro. A poder ser una inalterable copia al platino y en cualquier caso un buen bromuro baritado e impecablemente procesado, por ejemplo por un experto como Manel Serra.

Me gustan los lunes

La visita guiada a la exposición sobre historia de la fotografía en Sant Andreu ha sido todo un éxito. La mayoría de participantes eran socios del Club Natació Sant Andreu. Nos detuvimos especialmente en el apartado dedicado a la fotografía de estudio y en el laboratorio. Explicamos la trayectoria pionera de la Agrupació Fotogràfica Saint-Victor y de fotógrafos como Antoni Arissa, Tomàs Fàbregas, Josep Girabal, Lluís Batlle o Miquel Vinyes. Al tratarse de un grupo de fotógrafos aficionados tuvimos que realizar comparaciones de las técnicas del periodo estudiado con la fotografía digital, sus limitaciones y sus puntos fuertes. Creo que se lo pasaron bastante bien. En especial en el apartado de "Una foto por la cara", que les permitió practicar el retrato fotográfico con un decorado que simulaba un estudio de época.

domingo, 15 de marzo de 2015

Pista Hitz, la mirada d'un enginyer

Albert Curto y Laura Tienda (2013); Pista Hitz, la mirada d'un enginyer. Onada Edicions, Benicarló.

Hace unas semanas asistí en el Museo Marítimo de Barcelona  a una interesante charla de Albert Curto y Laura Tienda sobre la historia de la fotografía en el ciudad de Tortosa. Ahora he tenido la oportunidad de leer su trabajo sobre un ingeniero y fotógrafo para mi totalmente desconocido, pero que entronca con la labor de otros colegas suyos. A destacar la del ingeniero Antoni Gallardo Garriga que también fotografió entre otras muchas cosas la navegación en el río Ebro. Llama la atención de Hitz por las labores agrícolas, la pesca y la navegación en el Ebro. La visión y la calidad de las fotos de interés profesional del ingeniero son semejantes a las del resto.  En fin que con este tipo de imágenes se tiene un testimonio fidedigno, de gran valor documental e histórico. Felicitar a los autores por el trabajo realizado. Destacar la labor de identificación del casi desconocido autor y señalar la discreta calidad de las reproducciones por su origen en copias de papel de un álbum que estos ojos quisieran ver más pronto que tarde.

La bruja novata/el fotógrafo novato

Acabo de visionar con demasiado atraso La bruja novata (1971), dirigida por  Robert Stevenson y protagonizada por Angela Lansbury. Me considero totalmente inexperto en esoterismo. Pero no por eso dejo de envidiar como fotógrafo la escoba voladora, las pócimas y las palabras mágicas. No es suficiente el Photoshop y otros programas de retoque. Con los trucos de una bruja, novata o no, nuestras imágenes mejorarían un huevo. Por otra parte los fotógrafos, hasta los más experimentados y virtuosos, somos unos eternos novatos incapaces de asimilar la catarata de novedades tecnológicas y de controlar el peso de una historia foto-tecnológica particularmente compleja y en ocasiones "misteriosa". 

sábado, 14 de marzo de 2015

Tener de todo

No se puede tener de todo. No resulta imprescindible una Leica o una Hasselblad para realizar un buen trabajo documental, científico o artístico. Una cámara estenopeica, una Lomo, o un teléfono móvil dan buenos resultados si sabemos utilizarlos.

Arte, mentira y fotografía

Deberíamos reflexionar sobre ciertas tendencias fotográficas que consideran a la mentira más artística que a la verdad. La realidad puede ser tan bella como la fantasía. La verdad es siempre mucho mas sincera que el engaño. 

Descansar en paz, fotografiar en paz

Ante todo vivir en paz con un mismo y con el entorno. Después fotografiar en paz y a ser posible buscar la paz a través de la fotografía. Y cuando llegue la hora final, resignación y tratar de despedirse lo mejor posible de este valle de lágrimas.

Imputados e imputadores

Me pregunto si los imputados pasan a ser investigados, los investigadores sobre la teoría e historia de la fotografía podríamos ser también imputadores. A saber.

viernes, 13 de marzo de 2015

Instante decisivo

Se han escrito muchas líneas sobre el concepto de “instante decisivo” de H. Cartier-Bresson. Pero cuan poco se ha publicado sobre el desorden decisivo, la realidad imperfecta, el orden incisivo, el deseo sublime, la apatía perenne, el caos perpetuo, la improvisación chapucera, el adiós sin razones, los besos sin amor, el café descafeinado, el trabajo precario, la locura cotidiana, el dolor insondable, o los granos de pus. Tengo muy poco que decir sobre todo esto. Y sin embargo creo que el presente texto no está mal del todo.

20 minutos/15 minutos

Me siento una especie atleta olímpico-intelectual tras leer el diario 20 minutos en poco menos de quince minutos. Me pregunto si debo mejorar mi récord o tal vez tratar de hacer más reposada y reflexiva mi lectura y establecer un récord negativo. Es decir, intentar leerlo en dos o tres horas.  

I don´t like Monday


Posiblemente no te entusiasmen los lunes. Pero te informo que vamos a hacer lo imposible para que lo pases estupendamente el próximo lunes 16 de marzo de 2015. A partir de las 18 h tendrá lugar una visita guiada de la exposición “Viatge per la història de la fotografia a Sant Andreu de Palomar.” Seguramente te abrumará la cantidad y calidad de las copias de época. A buen seguro te entusiasmarán las explicaciones de los comisarios y de los descendientes de los fotógrafos. Sin duda te lo pasarás pipa tomándote una “foto por la cara” en el estudio de época. En fin querido amigo/amiga. No nos falles y pásatelo de lo mejor con nuestra modesta exposición fotográfica.

Cordialmente, José Manuel Torres, Grup Fotogràfic Nièpce de Saint-Victor
Sala de Exposiciones Centre Cultural Can Fabra, C/ Segre 24-32; Barcelona. M Sant Andreu


Ilusiones fotográficas perdidas

La vida es pura ilusión. La fotografía también. Lástima que el camino esté plagado de duelos y pérdidas irreparables.

Es peligroso fotografiar el exterior

En el pasado un cartel advertía a los viajeros del tren: "Es peligroso asomarse al exterior". Creo necesario colocar carteles en ciertos lugares sobre la peligrosidad de tomar fotografías. Podría decir algo así como: "Es peligroso fotografiar el exterior." De esta forma se evitarían conflictos, pleitos, amenazas, insultos y desencuentros. Pero también se perderían muchas buenas fotos. Una cosa por la otra.

Toma la fotografía y corre

Hacer fotos debería ser un regalo. Sin embargo a menudo parece un tragicómico robo propio de una película de Woody Allen.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Fotografías perdidas, ilusiones perdidas

Hojas del arbol caídas 
juguetes del viento son:
!Las ilusiones perdidas
!ay!son las hojas desprendidas
del árbol del corazón!
José de Espronceda

Existen muchas maneras de perder una foto. La primera son las fotos que se dejan de tomar por torpeza, pereza, prisa, miedo o necedad. Existen fotografías que se pierden solas en el caos cajas de zapatos, en la frialdad de un archivo fotográfico o en un laberinto de ceros y unos. Muchas fotos son abandonadas a su suerte en sucios contenedores de basura o en frías papeleras informáticas. Algunas imágenes inquietas y/o aburridas se fugan de viejos álbumes y tras un breve periplo suelen sufrir trágicos accidentes o, con mucha suerte, acabar presas de coleccionistas o de mercaderes. Encontrar una foto perdida, restaurarla  e identificarla es un acto de amor incomensurable. Quien cuida su patrimonio fotográfico, preserva su identidad.

Leopoldo Pomés flashback

Hacía tiempo que no veía junta tanta Beautiful people,en general gente de cierta edad, pero muy bien vestida y mejor conservada. Se lo estaban pasando en grande con una elegancia que me desbordaba. De la exposición  me interesan especialmente sus primeras fotos urbanas. Pero hubiera dado un ojo de la cara por fotografiar a Teresa Gimpera en 1963. 
Lo mejor de la exposición fue el encuentro con el escritor Eduardo Mendoza. Le aborde sin conocerlo  de nada y tras presentarme le dije que su novela La ciudad de los prodigios me ayudó a comprender la barcelona de la época tanto o más que varios ensayos de historia y de historia de la fotografía. Me contestó con un "muchas gracias" y yo me sentí el historiador de la fotografía y el lector de novelas más feliz del mundo.

domingo, 8 de marzo de 2015

Centro de estudios antifotográficos

Nuestra entidad acoge a los más señalados detractores de la fotografía. Le interesará especialmente si usted no tiene ni zorra idea de fotografía, abomina de las cámaras, desconfía de los fotógrafos o recela de los historiadores de la fotografía. Nuestras investigaciones, exposiciones y publicaciones tratan de denostar, humillar, negar y menospreciar el fenómeno fotográfico en su sentido más amplio de la palabra.  

Academia contra la fotografía

Nuestro programa de estudios garantiza un total desconocimiento del fenómeno fotográfico y cualquier cosa que se le parezca. Nuestra academia auna lo mejor de la enseñanza pública y de la privada. Su profesorado y su equipo directivo a sido elegido a dedo entre los más perfectos desconocedores del arte de la luz. Matricúlese hoy y pague dentro de tres meses. Diploma insuficiencia fotográfica garantizado.

sábado, 7 de marzo de 2015

La última foto

El último amor, la última caricia, la última comida, el último té, la última melodía, la última lectura, el último escrito, el último dibujo, la última película, el último paseo, el último suspiro, las últimas palabras, la última foto. 

Tocar madera

Siento nostalgia por las viejas cámaras de madera. Especialmente tras ver la soberbia exposición que sobre el daguerrotipo ha organizado el Arxiu fotogràfic de Barcelona: "El daguerrotipo el inicio de la fotografía." Me impresionó especialmente volver a ver la vieja cámara de madera con la que Ramón Alabern realizó la primera fotografía en Barcelona en noviembre de 1839. La había visto por primera vez, hace unos 25 años,  en la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona mientras preparaba mi tesis doctoral. Ahora me parece mucho más hermosa. Ardo en deseos de acariciar una vieja cámara de madera. 

Fotografiarlo todo

Perderlo todo, ganarlo todo, recordarlo todo, olvidarlo todo, cuidarlo todo, destruirlo todo, salvarlo todo, borrarlo todo, pintarlo todo, fotografiarlo todo.

La calle

Orinar en la calle, 
defecar en la calle
vomitar en el calle,
escupir en la calle,
fornicar en la calle,
despertar en la calle,
dormir en la calle, 
beber en la calle,
comer en la calle,
emborracharse en la calle,
fumar en la calle,
drogarse en la calle
pelear en la calle,
merodear en la calle,
perderse en la calle,
deprimirse en la calle,
alegrarse en la calle,
trabajar en la calle,
aburrirse en la calle
distraerse en la calle,
descansar en la calle,
fatigarse en la calle,
esperar en la calle,
desesperar en la calle,
vagabundear en la calle
curarse en la calle,
enfermarse en la calle,
jugar en la calle
ligar en la calle,
pelearse en la calle,
robar en la calle,
matar en la calle,
morir en la calle, 
afeitarse en la calle,
lavarse en la calle,
ensuciarse en la calle,
masturbarse en la calle,
rezar en la calle,
callejear en la calle,
conversar en la calle,
callar en la calle,
gritar en la calle,
cantar en la calle,
leer en la calle,
escribir en la calle,
dibujar en la calle,
pintar en la calle,
fotografiar en la calle

miércoles, 4 de marzo de 2015

El rey de la foto

Recientemente el expresidente uruguayo José Mujica bromeó ¿o no? con el rey emérito Juan Carlos  I sobre "la desgracia de ser rey".

Pero en general los reyes suelen ser desgracia para sus pueblos. Existen excepciones. Pero la naturaleza no democrática del cargo da para más malo que bueno. En especial para grandes mamíferos masacrados, esposas cornudas y otras cosas peores.

Me pregunto como sería el universo fotográfico si estuviese regido por un monarca. Seguramente los  sangrientos safaris a secas desaparecerían para ser safaris fotográficos. Posiblemente los torpes discursos se sustituirían por pases de diapositivas de proyección, programas de presentaciones, o audiovisuales. Con toda seguridad el rey de la foto no lo sería por herencia. Tal vez fuera el aficionado que ganará más concursos, el fotógrafo profesional mejor pagado, el profesor de fotografía más didáctico, el conservador de fotografía más reputado, el historiador de la fotografía mejor valorado o el crítico fotográfico más inteligente. Nada nos asegura que el rey de la foto tenga yernos impresentables, pero seguramente sus hijos no habrán sido criados como príncipes. 

El mejor fotógrafo del reino es casi imposible que sea un buen Rey. Por eso un buen o mal Rey, no puede ser nunca jamás un fotógrafo aventajado. Un buen o mal fotógrafo sólo debería aspirar a mejorar en su disciplina y contribuir con su voto y su indignación para que los mangantes monárquicos, republicanos o iluminados nos arruinen con sus corruptelas.

Mi Nikon me la robaron

Me pregunto cómo se sentirán las cámaras secuestradas al descuido, con violencia o tal vez con nocturnidad y alevosía. Ahora parece que roban muchos más teléfonos móviles que cámaras. Pero no hay que confiarse. Por eso te pido querido turista barcelonés que no seas ostentoso, ni despistado. Guarda tu cámara o tu móvil cuando no lo utilices.Cuando pasees por los sitios más turísticos d la ciudad pon la cartera a buen recaudo, cara de enterado o indiferencia de inmigrante. Contrata un buen seguro, pasa de las hamburgueserías yanquis, busca barrios alejados del centro, recela de la noche, vigila en el metro y no te rompas los cuernos con la cámara si no eres un auténtico aficionado a la fotografía.

domingo, 1 de marzo de 2015

Los amigos de Arissa. Una historia de la Agrupación Fotográfica Saint-Victor

Conferencia: Los amigos de Arissa. Una historia de la Agrupación Fotográfica Saint-Victor

Por José Manuel Torres, investigador e historiador de la fotografia

Miércoles 4 de marzo 19h. Auditorio del  Centro Cultural Can Fabra. Segre 32. Barcelona. Metro Sant Andreu

Els amics de l'Arissa. Una història de l'Agrupació Fotogràfica Saint-Victor

Conferència: Els amics de l'Arissa. Una història de l'Agrupació Fotogràfica Saint-Victor

A càrrec de José Manuel Torres, investigador i historiador de la fotografia

Dimecres 4 de març 19h. Auditori Centre Cultural Can Fabra. Segre 32. Barcelona.Metro Sant Andreu