martes, 4 de mayo de 2010

La fotografia y las ciencias naturales

La aplicación de la fotografía a las ciencias naturales se produjo tardíamente en Barcelona. Sobre todo, con relación a los trabajos de los fotógrafos naturalistas europeos y norteamericanos. El dibujo científico dominó las ilustraciones del siglo XIX y de las primeras décadas del siglo XX en las obras de zoología, botánica y geología. Un buen ejemplo son las obras publicadas con el patrocinio de la Institució Catalana d’Història Natural.
Las imágenes captadas por los fotógrafos-excursionistas “científicos” barceloneses son las principales fotografías del siglo XIX relacionadas con las ciencias naturales. Po otra parte, hay que destacar la labor de la Universidad de Barcelona, en cuyas facultades se instalaron laboratorios de fotografía, se colocaron aparatos de proyección y se realizaron las primeras experiencias con los rayos Roentgen.
La Iglesia católica barcelonesa tuvo una intensa relación con la fotografía aplicada a las ciencias naturales. Sobre todo gracias a los colaboradores del Museo de Geología del Seminario Conciliar de Barcelona. En 1905 el sacerdote Norbert Font i Sagué publicó Curs de Geologia, un manual de geología con numerosas fotografías.
En 1912 Antonio Vila Nadal publicó en Barcelona un trabajo sobre la utilización de la fotografía en las ciencias naturales Fotografía aplicada al estudio de las ciencias naturales. Formaba parte de un capítulo del manual Apuntes para los ejercicios prácticos correspondientes a mineralogía y botánica. Antonio Vila Nadal era profesor de la Universidad de Santiago de Compostela, donde fue pionero de los rayos X. Vila Nadal nació en Barcelona en 1861. Estudió farmacia y ciencias. Trabajó en las universidades de Salamanca y de La Coruña. En 1912 obtuvo en Barcelona la Cátedra de Mineralogía y Zoología de la Facultad de Ciencias. Se jubiló en Barcelona en 1932.
Resulta significativo el interés por la fotografía y por la radiología de diversos profesores de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Barcelona. En 1897 existía en el Gabinete de Física un laboratorio de fotografía (Anuario de la Universidad de Barcelona, 1897-98, 164). Vila se recrea más en la técnica que en las aplicaciones de la fotografía. El autor divide a la fotografía en vulgar y científica:
“Importancia de la fotografía para el naturalista. En el estado actual de la ciencia, es muy grande la importancia de la fotografía para el naturalista, no sólo de la fotografía vulgar del retrato, paisaje y reproducción, sino muy especialmente la fotografía aplicada al microscopio, al estereóscopo, espectroscopio, celeste, cinematográfica ó del movimiento, relieves, grabados, positivos en cristal, proyecciones y radiografía denominada vulgarmente fotografía de los rayos X, gráficas, térmicas, cardíacas, microfónicas, telefónicas y muchas más que á cada paso va descubriendo la ciencia con resultados muy prácticos.
Por los diversos usos que en el párrafo anterior se mencionan, podemos hacer una división de la fotografía en vulgar y científica, comprendiendo en la primera las operaciones que se hacen normalmente en los talleres de fotografía, y científica la que requiere otra clase de conocimientos para su ejecución.” (VILA NADAL, 1912, 1)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada